norma sobre accesibilidad

La Ley de Accesibilidad para personas con discapacidad que entró en vigor el pasado 4 de diciembre de 2017 no ha comenzado con buen pie.

Las deficiencias en infraestructuras públicas y privadas no fueron corregidas a tiempo y la lentitud en la implementación de las medidas para corregir los problemas globales de accesibilidad en todo el país están agravando la situación de miles de personas.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística se estima que en España hay casi cuatro millones de personas con discapacidad y los expertos en accesibilidad urgen a invertir no sólo en la mejora de las infraestructuras, sino también en la concienciación de la sociedad. 

Ser accesible

Las barreras arquitectónicas que existen en nuestro país son innumerables, porque ha resultado imposible reformar los espacios públicos, pese a la entrada en vigor de la ley. La realidad de los espacios privados es similar, ya que no se han implementado las ayudas y subvenciones necesarias para las reformas.barreras arquitectónicas

Por ejemplo, los grandes bloques de edificios residenciales se convierten en pequeñas cárceles para todas aquellas personas que no pueden salir al exterior por sí mismas. En nuestro país, aún el 77 % de los edificios no han comenzado a implementar las medidas necesarias para eliminar las barreras y sólo el 2 % cuenta con un acceso general que cumpla con los criterios de accesibilidad universal.

Las razones para cumplir la Ley de Accesibilidad son muchas, empezando por las de carácter humano. Todas las personas son libres e iguales. Sin embargo, se les imposibilita ejercer estos derechos en la medida en que no pueden acceder a los espacios públicos como cualquier otra persona sin discapacidad.

Las razones que se esgrimen en el ámbito privado para no adaptar los edificios suelen ser económicas, por lo que la solución pasa por implementar ayudas para todas las personas o comunidades que no puedan afrontar este tipo de inversiones para garantizar así la igualdad de oportunidades. En este sentido, 00Limits cuenta con un servicio que pone en contacto a cualquier tipo de empresa con expertos en accesibilidad, ofreciendo asesoramiento en el cumplimiento de la ley.

Los expertos en accesibilidad apuestan por la adaptación desde lo público

El disfrute de los espacios públicos en igualdad de condiciones es otra razón importante que debe entenderse como prioritaria para invertir en accesibilidad. Los expertos en accesibilidad de las instituciones públicas están llamados a hacer cumplir una ley que recoge que todos los emplazamientos públicos deben ser accesibles.empresa accesible

De esta forma, evitaremos escalones innecesarios que obstaculizan la circulación de las sillas de ruedas o instalaremos pasamos en todas las rampas de la vía pública. Otra de las medidas para materializar ese salto cualitativo es la adaptación sonora de los semáforos o las vallas en zonas con acera de mucho tráfico para evitar las caídas de las personas con problemas agudos de visión.

Otra adaptación necesaria se evidencia en servicios de ocio como los cines o el teatro, donde las personas con discapacidad se topan con barreras diarias que les impiden disfrutar de su tiempo libre como cualquier otra persona.

Igualdad de oportunidades en el transporte

Dificultades añadidas se encuentran quienes quieren acceder en igualdad de condiciones al transporte público, tanto en autobuses como en trenes. En la actualidad son muy pocas las paradas de metro accesibles, por lo que usar este medio de transporte se convierte en un imposible para cualquier persona con discapacidad.

Según la nueva ley, los trenes deben estar adaptados para evitar problemas de desplazamiento de cualquier tipo pero, a día de hoy, esto no está sucediendo. Los autobuses urbanos, especialmente en las grandes ciudades, sí han comenzado a adaptarse para hacer descender las barreras. Sin embargo, muchas rutas en pequeños pueblos, a las afueras de las ciudades o de larga distancia no disponen de servicios adaptados.

Ley de Accesibilidad Cognitiva

La Ley de Accesibilidad también regula la conocida accesibilidad cognitiva, la gran olvidada en este tipo de debates. La idea preconcebida sobre la accesibilidad conlleva que la sociedad piense únicamente en el aspecto físico y no en el cognitivo.

accesibilidadNo obstante, las personas con discapacidad cognitiva se hallan diariamente con dificultades para desplazarse por la complejidad de las indicaciones o de los carteles. Para ellos, descifrar este tipo de contenido supone un reto muy importante. Queda trabajo por hacer en la concienciación sobre la conciliación de sus necesidades.

Invertir para avanzar como sociedad

El apoyo a las personas con discapacidad debe ser entendido como una inversión para la mejora global de la sociedad. Más allás de la falta de intención política, las empresas tienen la posibilidad de cumplir la ley de accesibilidad y mejorar la calidad de vida de miles de personas con inversiones que, en muchas ocasiones, no suponen grandes esfuerzos. La visibilización de este problema, desde los ámbitos más cercanos a los más amplios, pasando por la educación, servirá para incrementar la conciencia colectiva y la igualdad de oportunidades. ¿No crees?

 

Deja un comentario