Balnearios adaptados, discapacidad,silla de ruedas

Déjate mimar en un balneario adaptado

A veces, elegir qué hacer durante las vacaciones puede llegar a convertirse en un quebradero de cabeza para las personas con alguna disCapacidad. Aunque se ha avanzado mucho en el llamado turismo accesible, todavía queda mucho por hacer. Mientras llega ese momento, sí que se puede disfrutar de lugares y experiencias pensadas y adaptadas para las personas en silla de ruedas, como son los balnearios.

Balnearios accesibles

Los balnearios son lugares de descanso a los que todas las personas tienen derecho a acceder sin preocuparse de otra cosa que de sacar el máximo partido a todas las actividades que ofrecen. Por eso, los balnearios adaptados son aquellos que tienen en cuenta en su programa cualquier tipo de disCapacidad, ya sea de oído, visión o movilidad, o incluso temporales o permanentes. Pueden ser más grandes o más pequeños, más antiguos o más modernos, pero todos deben garantizar un servicio al cliente con disCapacidad correcto y cómodo, de fácil acceso y uso de las instalaciones.

Funcionamiento de los balnearios adaptados

El principal objetivo de los balnearios adaptados es hacer sentir a las personas con discapacidad que pueden ser bastante o totalmente independientes (dependiendo de su disCapacidad) en la realización de las actividades y que están teniendo la misma experiencia que el resto de usuarios: descansar, relajarse y sentirse bien en general.

Para conseguirlo, su programa de actividades está pensado para fortalecer la confianza del propio cuerpo y potenciar el bienestar mental y físico. Esto es algo que se dirige a cualquier persona, incluidas las que tienen alguna disCapacidad.

Sus infraestructuras

En cualquier balneario adaptado para personas con disCapacidad no puede faltar un aparcamiento para personas con movilidad reducida. Deberá estar cerca de la entrada al recinto y sin tener barreras arquitectónicas que impidan el libre acceso.

En el interior habrá varias rampas y, dependiendo del número de pisos del edificio, deberá contar con ascensores de ancho especial para sillas de ruedas y marcación en braille. Además, los pasillos tendrán zonas para girar la silla 360º sin problemas y señalización acústica de incendios y salidas de emergencia. Una vez en la habitación, esta no se podrá concebir sin un baño completamente adaptado y sin los espacios con las medidas estipuladas para llegar a cada uno de sus rincones.

En las zonas de restauración, y sobre todo si estamos hablando de un servicio de bufé, todo deberá estar a mano y habrá sitios reservados en el restaurante para sillas de ruedas. Y las cartas del menú deberán estar también en lenguaje braille.

Y lo que más importa, en la zona de spa no puede faltar una piscina con silla hidráulica o grúa en la que se pueda nadar, disfrutar de los beneficios terapéuticos del agua y un fácil acceso al jacuzzi, si lo hubiera. También puede haber sillas de ruedas anfibias para acceder a la piscina termal. 

En España, la oferta en balnearios adaptados es amplia y para todos los gustos. En ellos te sentirás seguro, cómodo y te olvidarás de los problemas del mundo. Tómate un descanso y disfruta del mejor bienestar.

Un mundo de reposo y ocio te está esperando.

 

  

 

DESCÁRGATE OOLIMITS

descarga la app
                                

           
 
                                             

Deja un comentario