silla de ruedas, discapacidad

Deporte adaptado

Todos alguna vez hemos deseado practicar el esquí para probar algo nuevo. Deslizarse sobre la nieve en la montaña es el sueño de muchos de nosotros. Por ello, el negocio del esquí ha decidido expandir sus horizontes y traer una nueva modalidad, que es la escuela de esquí adaptada.

El esquí ha ido evolucionando hasta volverse una modalidad de deporte adaptada, con el fin de llegar a todo tipo de personas, especialmente a quienes sufren algún tipo de discapacidad. Todo esto con el fin de que las familias puedan compartir juntas una buena tarde de esquí sin ningún tipo de complicaciones.

Características de una escuela esquí adaptada

Como mencionamos anteriormente, el esquí se ha ido convirtiendo con el paso de los años en una forma de deporte adaptada. Esto quiere decir que se ha ido acoplando a las necesidades de todo tipo de personas y, en especial, a las que sufren algún tipo de discapacidad. Para ello, la escuela de esquí adaptada ha ido creando equipos especiales para este tipo de personas.

Principales estilos de esquí para personas con discapacidad

– Mono-sky y Dual-sky: este estilo de esquí fue creado para personas que sufrieran alguna discapacidad a nivel de las piernas. Consta de un asiento cómodo que está unido a dos esquís con dos estabilos que sirven para mantener el equilibrio de la persona y para llevar el control del camino recorrido.

– Bi-sky: este estilo de esquí fue creado para personas que tuviesen escasa movilidad, tanto en las piernas como en los brazos. Consta de un asiento de fibra de vidrio que va pegado a dos esquís mucho más anchos. Ofrecen mucha mayor estabilidad que el Mono-sky y el Dual-sky. 

– Huellas: este es el típico sistema de esquí para personas acostumbradas a este deporte. Consta de dos estabilos y un esquí normal, formando tres puntos de apoyo.

– 4 huellas: este es el sistema usado por la escuela de esquí adaptada para personas que se están iniciando en el deporte. Consta de dos estabilos y dos esquís para formar más apoyo a la hora de esquiar.

No podemos ignorar que el esquí actual también forma parte de una modalidad de deporte adaptada, no solo por sus equipos, sino también por sus planes de servicios.

Por una parte, uno de los servicios de la escuela de esquí adaptada es que ofrecen descuentos para personas con algún tipo de discapacidad. Además, se ofrecen descuentos en el forfait para personas con alguna capacidad física reducida. Incluso, si una persona con ceguera desea practicar esta forma de deporte adaptada, puede hacerlo con un acompañante que lo ayude y el acompañante pasa gratuitamente.

En conclusión, con todas las facilidades que el esquí ofrece hoy en día, es muy sencillo pasar una tarde en familia en la que todos disfrutemos con este deporte. Nadie se queda fuera a la hora de practicar esquí y esto es un gran paso para la igualdad de oportunidades. En un futuro se planea seguir desarrollando tecnologías para hacer del deporte una experiencia más gratificante para todo tipo de personas.

 

 

 

DESCÁRGATE OOLIMITS

descarga la app
                                

           
 
                                             

Deja un comentario